Puntera y plantilla ¿Qué material es el mejor?

30 de septiembre de 2021

Calzado de seguridad

Puntera y plantilla ¿Qué material es el mejor?

Participa. Valora este artículo.

4.9 / 5. Votos totales: 11

Hasta ahora no hay votos. Sé el primero en puntuar este contenido.

En los últimos años, el mercado del calzado de seguridad ha evolucionado hacía modelos mucho más deportivos con el objetivo de aumentar la protección y el confort, utilizando materiales novedosos y analizando la pisada a través de estudios ergonómicos.

No obstante, puntera y plantilla, siguen siendo los dos componentes principales dentro del calzado de seguridad que resultan decisivos a la hora de elegir el mejor modelo para tus pies.

¿Eres de los que piensan que sólo existe la opción de reforzar con acero las punteras y plantillas de tus botas? ¿Quieres descubrir las posibilidades de elegir una puntera y plantilla de distinto material para tu zapato de seguridad que se adapte perfectamente a las necesidades de tu actividad profesional?

En este post entramos en detalle evaluando la importancia de estos dos componentes esenciales y te mostramos las distintas alternativas y combinaciones más demandadas en el mercado según el tipo de trabajo que realizas.

Objetivos de las punteras en el calzado de seguridad

Como acabamos de decir, las punteras de seguridad resultan decisivas para que el calzado profesional cumpla con el objetivo de minimizar los riesgos y reducir el impacto en la salud del trabajador ante un accidente o una situación de riesgo. Ya hemos analizado en otros artículos la importancia del material de fabricación del zapato profesional para adecuarse al riesgo de un determinado puesto de trabajo, especialmente en caso de necesitar un calzado ESD.

Las punteras son una parte del calzado que resulta imprescindible en determinados ambientes, sobre todo, en aquellos donde puede existir un alto riesgo de impacto, ya que protegerá nuestros dedos de posibles caídas de objetos pesados. Las últimas novedades presentadas por los fabricantes ofrecen la posibilidad de conseguir punteras de muy diversos materiales, como veremos más adelante.

Objetivos de las plantillas en el calzado de seguridad

Lo primero y más importante es saber diferenciar las plantillas antiperforación de las plantillas de confort.

La plantilla antiperforación es un elemento de seguridad integrado dentro del zapato (no se puede sacar) y su función principal es proteger al trabajador de posibles pinchazos a través de la suela, como por ejemplo pisar un clavo.

La plantilla de confort, sin embargo, es la plantilla que conocemos en el calzado de vestir que tienen un doble objetivo. Por un lado, aportar mayor confort, con materiales de espuma, insertos de gel o con efecto memory foam; y por otro lado mejorar la higiene con propiedades antimicrobianas, mejorando la transpirabilidad y reduciendo el mal olor. Este tipo de plantillas se pueden sustituir sin problema puesto que no reducen el grado de seguridad del calzado.

Confort y protección son dos aspectos fundamentales y complementarios en la prevención de riesgos laborales ya que los equipos de protección para ser eficaces deben permitir al trabajador su uso durante largas jornadas de trabajo y una respuesta eficaz en un momento puntual.

Métodos de ensayo en punteras y plantillas

Es la normativa UNE-EN ISO 20345 la que rige las características para el calzado de seguridad con puntera, a diferencia de la UNE-EN ISO 20344 que hace referencia al calzado de trabajo sin puntera.

Además de la puntera, la norma 20345 estipula el método que regula las plantillas antiperforación. Ambos componentes serán testados bajo la norma UNE-EN ISO 22568, con métodos distintos si se trata de puntera y/o plantilla metálica o no metálica.

En el caso de la puntera de seguridad, la norma determina el peso y la fuerza que deban de soportar, en este caso protección frente a impactos hasta 200J y una compresión de hasta 1500 kg.

En el caso de la plantilla antiperforación la norma exige que no exista la perforación con una fuerza de 110 kg = 1.100 N, garantizando la salud del trabajador ante la eventualidad de un pinchazo con un clavo o cualquier otro objeto punzante.

Como puede apreciarse en el siguiente vídeo, las pruebas de impacto a las que se someten las punteras de seguridad de los zapatos son muy estrictas. La regulación es exhaustiva y entra a analizar no solo las características del calzado y de las punteras, sino también define a la perfección como deben ser las máquinas que avalen dichas mediciones.

Tanto la prueba de impacto como la prueba de compresión que especifica la legislación deben de realizarse con el calzado terminado. Preparándose las muestras de ensayo a partir de zapato completo.

Vemos que dentro de la puntera de protección se coloca un cilindro de plastilina o de arcilla, que ayudará a determinar la deformación de la puntera durante la prueba. Este material es el ideal para realizar estos tests ya que después del impacto conservará la altura a la que se comprime la puntera.

Tipos y características de las distintas punteras de protección

Podemos encontrar en el mercado cuatro tipos de punteras de seguridad principalmente:

  1. Punteras de protección de acero
  2. Punteras de protección de aluminio
  3. Punteras de protección de composite / plástico
  4. Punteras de protección de fibra de vidrio

Veamos las características y las ventajas de cada una de estas punteras:

Puntera de acero:

Han sido tradicionalmente las más utilizadas, por su capacidad de proteger el pie frente a impactos y cortes. A su favor tienen que ofrecen una buena protección, son las más conocidas por el público en general y tienen un precio más económico.

Como puntos negativos, hay que mencionar que resultan punteras algo pesadas, por lo que si nuestro trabajo es muy dinámico, quizá no sea la mejor decisión para una jornada de 8 horas.

Por último, hay que señalar que este tipo de punteras no sirven en ambientes libres de metales y no son un buen aislante térmico, además de que se pueden oxidar si están en contacto con el agua.

Puntera de aluminio:

Son la solución a los problemas que planteaban las punteras de acero. Al ser un material más ligero, permite reducir el peso de los zapatos de seguridad, ofreciendo una mayor comodidad para los trabajadores. El aluminio pese a su ligereza es muy resistente y consigue adaptarse mejor a la forma de los pies. Entre las ventajas también hay que mencionar que es inoxidable y que logra también mayor aislamiento térmico muy necesario en determinadas situaciones profesionales.

Los principales aspectos negativos de las punteras de protección de aluminios es que no sirven para zonas “metal free” y que tienen un coste superior, en comparación con las otras tipologías de punteras.

Puntera de composite:

Otra solución para nuestro calzado de seguridad pueden ser las punteras de seguridad plástica o de composite. Destacan por su ligereza, y además no son conductoras de la electricidad al no ser metálicas, favoreciendo su utilización en casi todas las zonas.

Junto con las de fibra de vidrio, estas punteras tienen memoria elástica, regresando a su forma anterior tras un golpe. La mayor desventaja es que para conseguir la misma protección que las punteras metálicas el espesor de las punteras tiene que ser mayor. Esto se traduce en una reducción del espacio en la zona de los dedos y/o en el hecho de que la puntera sobresalga demasiado por la zona exterior haciendo un “efecto payaso”.

Puntera de fibra de vidrio:

Estas punteras se fabrican a partir de múltiples capas de HDFC Fibra Composite de gran resistencia anti-impactos. Son punteras que tampoco se oxidan, ofrecen aislamiento térmico y, al no contar con metales en su fabricación, pueden utilizarse en casi todos los ambientes. Además, cuentan con memoria elástica, esto significa que después de recibir un impacto, vuelven a su forma anterior, por lo que evitan que se produzcan rozaduras en los dedos.

Al igual que el composite, la fibra de vidrio necesita mayor espesor para llegar a los mismos valores de resistencia que las punteras metálicas, aunque en este caso se queda en un intermedio. Es por ello que este tipo de punteras son las más caras, lo que es probablemente el mayor inconveniente.

¿Sabes ya cuál necesitas? Descubre algunas de las propuestas más atractivas en nuestro catálogo industrial 2021.

Tipos y características de las distintas plantillas de seguridad

Del mismo modo que hemos visto que existen distintos tipos de punteras de protección en la actualidad los fabricantes han desarrollado propuestas diferentes de plantillas para cubrir las necesidades y demandas de los más variados escenarios laborales. Las variables de comodidad y protección se combinan ofreciendo los siguientes tipos:

  1. Plantillas antiperforación de acero
  2. Plantillas antiperforación textil
  3. Plantillas de confort

Plantilla antiperforación de acero

Al igual que sucedía con las punteras, las plantillas de acero han sido las más populares. Modelos fabricados en acero inoxidable recubierto y diseñados para evitar la penetración de un elemento punzante. El acero empleado es de unas características especiales que permite adaptar la plantilla al pie y cuenta con cierta flexibilidad.

Plantilla antiperforación textil

Estas plantillas ofrecen la misma protección que las de acero, pero con una mayor flexibilidad y ligereza. Lo que se traduce en mayor comodidad para el usuario. Están fabricadas con fibras entrelazadas de alto rendimiento. Significan un gran avance para el calzado de seguridad en tanto que consigue la protección total del pie de una manera más confortable.

Plantillas de confort

Las plantillas denominadas de confort son la solución ideal para hacer más llevaderas las jornadas de trabajo, en escenarios donde ya no sea tan importante la protección. Son plantillas antibacterianas, preparadas para mejorar la respiración del pie y así reducir la temperatura y el cansancio. Del mismo modo encontramos modelos que mejoran la absorción de energía en el talón.

Mejores combinaciones puntera y plantilla

Resistencia, comodidad, ligereza, diseño y protección son las principales características que conviene evaluar antes de decidirse por uno u otro modelo de puntera de protección o plantilla de seguridad. Estas son las combinaciones punteras/plantillas más utilizadas en el mercado hoy en día que aseguran un calzado idóneo para las distintas aplicaciones y necesidades existentes:

  • Puntera de acero y plantilla antiperforación también de acero. Un calzado de seguridad, tradicionalmente muy típico ya que ofrece seguridad máxima. El empleo del acero se ha ido reduciendo en este tipo de equipos de protección. Las desventajas de estos zapatos es que la puntera es muy pesada y la plantilla no resulta muy cómoda. ZAPATO MENDI GALEON S1P
  • Puntera de composite/fibra de vidrio y plantilla antiperforación textil. Estos modelos de puntera no metálica resultan idóneos para entornos que tengan que garantizar 100% libres de metales (metal free). Son zapatos más ligeros y cómodos, aunque son un poco más caros y en algunos casos algo menos estilizados al tener una puntera más grande. ZAPATO MENDI FENIX S1P
  • Puntera de aluminio y plantilla antiperforación textil. Se trata de una combinación muy popular en la actualidad, ya que mantiene las buenas propiedades de una puntera metálica (resistencia y diseño al ser más fina) pero mejorando las propiedades del acero respecto al peso y a la oxidación, y por otro lado el empleo de una plantilla antiperforación textil, que, al ser más flexible, resulta más cómoda para el usuario. ZAPATO PANTER SPORTY S3

4 comentarios

  • Javier L

    Muy interesante!

    Contestar

Arriba